E.S.E. Hospital Universitario del Caribe

John Bolívar Arrieta

Probablemente lo han visto en las diferentes áreas de la ESE Hospital Universitario del Caribe haciendo reparaciones de pintura, estuco y hasta levantando muros y otros trabajos relacionados con la construcción. John Bolívar Arrieta es una persona humilde y trabajadora, ingresó al HUC desde hace 11 años a través de una empresa contratista, cuyo propietario le propuso trabajo cuando lo vio en un lavadero de autos, y él de inmediato aceptó. Y aunque al principio representó todo un reto el trabajo que debía hacer aquí, con el tiempo y la práctica ha logrado aprender y afianzar sus habilidades en su labor. Hoy esa empresa no está, pero él sigue vinculado a través de la constructora Lasko, encargada del mantenimiento del hospital.

Estudió aplicación de estuco en el SENA y sigue aprendiendo y convirtiéndose en un excelente pintor, estucador y reparador de obras a través del oficio que desarrolla en el centro asistencial, donde es reconocido por sus compañeros y jefes por ser un buen colaborador y por su buena disposición para el trabajo.

Vive en Ciudad Bicentenario con su esposa Johana, con quien tiene tres hijos, dos niñas y un niño, la mayor ya está terminando el bachillerato y se prepara para ingresar a la universidad. Desde esa comunidad se desplaza todos los días en su bicicleta para venir al hospital, un trayecto que le toma más de una hora de recorrido.

En sus ratos libres se dedica a otra de sus pasiones: jugar fútbol. También aprovecha sus habilidades en la construcción para hacerle mejoras a su casa, la cual le facilitó en obra gris el gobierno nacional a través de un subsidio de vivienda del que resultó beneficiado.

“Yo solo le doy las gracias a Dios por el apoyo que me ha brindado a lo largo de este tiempo. Me ha bendecido con una familia hermosa y con un empleo el cual disfruto, porque no solo me sirve para sostener a los míos, sino que de este he aprendido muchas cosas. Antes no tenía las habilidades en la construcción que hoy poseo”, aseguró John Bolívar.

“En el tiempo que he estado trabajando en el hospital me he sentido muy bien, porque veo que lo que hago aquí contribuye de alguna manera al bienestar de los pacientes. Debemos dar lo mejor, pues esto nos recomienda como buenos empleados y al final beneficia a otras personas que necesitan de nuestros servicios”, expresó sobre su satisfacción al realizar un trabajo que suma a la gestión de cada funcionario en pro de una buena asistencia a los usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram