E.S.E. Hospital Universitario del Caribe

Carmen Ursola Lobo

Más conocida en la ESE Hospital Universitario del Caribe como ‘Mochi’. Esta funcionaria se destaca por ser una mujer soñadora y ejemplo de superación. Pero veamos por qué decimos eso.

Empezó a laborar aquí en el año 2008 como encargada de servicios generales en las áreas administrativas y algunas asistenciales. Antes de eso era ama de casa. Se dedicó durante mucho tiempo a la crianza de sus hijos y gerenciando su hogar. Pero consideró que necesitaba hacer otras cosas más por su vida, así que la separación con su esposo le dio el impulso para empezar una vida laboral. Ya sus hijos habían crecido.

Cuando realizaba el aseo en algunas áreas del hospital se ganó el cariño de muchas personas, quienes siempre han admirado su perseverancia y entrega por hacer las cosas bien. Entonces empezó un curso como facturadora en Comfamiliar y en pocos meses ya estaba haciendo las prácticas profesionales por las noches en el área de Urgencias de este hospital, mientras aun trabajaba en el aseo durante el día.

En un corto tiempo su esfuerzo y esmero empezaron a dar frutos. La empresa encargada de realizar la facturación de los distintos servicios del HUC en ese entonces le dio la oportunidad para que empezara haciendo soporte en facturación y, gracias a su responsabilidad y eficiencia, fue promovida como facturadora en el sexto piso, convirtiéndose en una de las mejores. Según sus jefes, es entregada, dedicada y cumplida con sus metas.

“Yo le agradezco mucho a Dios por todo el apoyo que me ha dado en la vida. También a mis compañeros, quienes me ayudaron en este proceso. He recibido mucha colaboración por parte de todos, tanto de directivas como del resto del personal, quienes me conocen y sabían cuáles eran mis metas. Han sido parte importante en todo lo que he logrado”, reconoció la funcionaria.

Ella comenta que al principio le tocó aprender muchas cosas que no estaba acostumbrada a hacer, como manejar un computador, por ejemplo. Fueron largas las jornadas de trabajo en donde ella debía acomodarse a un oficio distinto al que realizaba anteriormente y no permitir que la desesperación por hacer lo mejor posible le truncara su objetivo.

“Siempre he dicho que uno no debe abandonar sus sueños. Hay que procurar por cumplirlos. Yo no quería seguir haciendo aseo, no porque demerite el oficio, sino porque quería hacer otras cosas más. Mis sueños siempre han sido seguir adelante, avanzar. Tenemos que esmerarnos por alcanzar nuestras metas, así las veamos muy difíciles”, aseguró.

‘Mochi’ es cartagenera, pero vivió un tiempo en Macayepo, corregimiento del Carmen de Bolívar. Estudió la secundaria en el Colegio Departamental Nuestra Señora del Carmen y por mucho tiempo ha sido un fuerte apoyo en la Junta de Acción Comunal de su barrio. Le gusta mucho la lectura, sobre todo las que le aportan a sus conocimientos. Es una mujer que profesa la religión católica y lo primero que hace todas las mañanas al llegar a la oficina es orar. Ahora su sueño es viajar. Conocer algunos países latinoamericanos y el Medio Oriente.

“Con la ayuda de Dios siempre lograremos lo que nos proponemos. También podemos aprender de otras personas que saben más que uno. Hasta de lo más pequeño se aprende. El mensaje que daría a los demás es que quienes tengan sus sueños, que luchen por ellos. Aunque los veamos imposibles, con trabajo, esmero y dedicación, los cumpliremos”, culminó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram