E.S.E. Hospital Universitario del Caribe

Candelaria Suárez Barrios

Muchos nos saben que esta funcionaria es de origen llanero, aunque se considera de Magangué, porque allá fue que la registraron. Su padre es de Villavicencio y su madre costeña. Estudió enfermería en la Universidad de Cartagena. Luego Administración Pública en la ESAP. Hizo una especialización en Auditoría en Calidad de la Atención y otra en Salud Ocupacional.

Tuvo la oportunidad de realizar sus prácticas profesionales como enfermera en el Hospital San Juan de Dios de Mompox. Luego concursó con la Comisión Nacional del Servicio Civil para aspirar al cargo como jefe de enfermeras en ese centro asistencial, el cual ganó. Allí se desempeñó por un tiempo como subgerente de Médicas y Científica y también como Jefe de Personal, hasta que ese hospital tuvo que liquidar.

Luego de vivir 20 años en Mompox se radicó en Cartagena y acá trabajó en la Corporación Vida desarrollando proyectos con otras organizaciones. Después ingresó a la empresa Salud Laboral LTDA, allí se desempeñó en la parte administrativa.

Su vida en el HUC empieza en 2013 cuando fue contratada para hacer parte del equipo de la auditoría y planeación de Urgencias. Desde entonces ha demostrado un buen desempeño y por ello, teniendo en cuenta también su impecable currículo, fue promovida al cargo que hoy ocupa como Jefe de la Oficina de Desarrollo Estratégico.

Cande, como cariñosamente la llaman los más allegados, está casada desde hace 29 años con el anestesiólogo Adolfo Urzola, con quien tiene dos hijos, ambos médicos y de ellos tiene dos hermosos nietos a quienes adora.

Cuando no está en el hospital, aprovecha el tiempo libre para leer, pues es una de sus pasiones. También le gusta realizar manualidades y artesanías. Sueña con montar un taller de diseño de modas y bordados cuando se pensione y aspira publicar unos libros que tiene preparados en borrador.

Quienes la conocen resaltan sus valores humanos, pues es una mujer leal con sus amistades y excelente compañera. Honesta y muy abordable. A veces es intrépida, y como ella misma se cataloga: “raya en imprudente”, porque le gusta decir la verdad y hablar con sinceridad.

Cree en la gente que labora en este hospital, pues sabe que son pieza fundamental en todo el trabajo que aquí se realiza. “En el HUC hay un recurso humano valioso. Desde los directivos hasta quienes hacen el aseo son personas de buen corazón que saben que todo su esfuerzo es para el bienestar del paciente. Siento que todos valoramos el trabajo de los demás y eso fortalece las relaciones y la productividad aumenta”, aseguró.

“El hospital es nuestro segundo hogar. Es como cuando a nuestra casa llega visita y queremos mostrar lo mejor, así también nosotros debemos mostrar lo mejor de este hospital a los pacientes y quienes llegan a él”, puntualizó la funcionaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram